HOLA

Hubo una vez una palabra que te abrió una puerta. O varias.

Son solo 4 letras, pero las decimos mucho, casi sin pensar. Una palabra que significa todo, y nada.

Significa “aquí estoy yo, ahí estás tú, y nos acabamos de encontrar, quizá por casualidad, o quizá intencionadamente, pero aquí estamos.” Aquí empieza una relación, que puede durar 1 segundo, o una eternidad. Eso ya depende de cada uno. Probablemente no lo pienses, pero prácticamente toda la gente que hay a tu alrededor alguna vez te dijo HOLA. Seguramente, fue lo primero que os dijisteis.

También podemos acompañarlo de un ¿qué tal? O cambiarlo por un “buenas…” o podemos simplemente levantar las cejas. Pero sigue estando ahí. Ahí empieza algo. Aquí empieza una relación, y puede durar lo que tú quieras. ¿Qué tal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *