MUJER

Mujer, no llores.
No llores por él. Llora por ti.
Levántate, aunque sea llena de lágrimas.
Sacúdete el miedo. Avanza. Tira de ti. De los tuyos. No de él.
Él ya no es nada tuyo. No le perteneces.
Mujer, tu vida, tu hermosa vida, debes vivirla tú.
Y cuando agrandes el camino que os distancia,
no vuelvas la vista atrás si no es para mirarle y sonreír.
Que la vida te estaba esperando.
Bienvenida, Mujer.

MUJER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *