POSTUREO

John Lennon dijo una vez que la vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes.
Yo tengo una versión mucho más actualizada: la vida es eso que pasa mientras tú estás haciendo postureo.

Me tiene preocupada la forma en que la gente ha dejado de disfrutar cada momento de su vida para aparentar.
El “qué dirán” y el “he venido a por la foto” han pasado a ser mucho más importantes.
Ya no basta con pasarlo bien, también es necesario plasmarlo en las redes sociales. Si no, es como si no hubiera pasado.

¿Qué es eso de disfrutar del momento si no queda reflejado en una foto de instagram?
¿Qué clase de vida social tenemos si no hemos conseguido al menos 40 likes?

Nuestras redes sociales extienden cheques que nuestras vidas reales no pueden canjear.

Hace poco, la instagramer Essena Oneill, que tenía unos cien mil seguidores, decidió borrar todas sus redes sociales, excepto su cuenta de instagram, donde borró casi todas sus fotos. El motivo no era otro que las altas expectativas que ella misma se había creado de su propia vida.
Ella misma dijo que “era todo mentira y vivía obsesionada con los likes y la aceptación popular”. No sé hasta qué punto hemos llegado.

Asumámoslo, nuestra vida no es perfecta.
Está bien aceptarlo, la cuestión es que debería bastarnos con la vida que tenemos. Porque, asúmamoslo también, es bastante genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *